Suscribete

jueves, 13 de febrero de 2014

The Weather Underground



Estos fueron algunos temas que se tocaron en el coloquio que tuvimos luego de ver  la película-documental The Weather Underground. Hemos organizado los temas, para estructurar el debate. También queremos dejar claro, que este texto se ha elaborado no con nuestras opiniones personales (las Lobas) sino a partir de lo que comentó la gente que nos acompañó a ver la película el día 31 de enero en el CSO La Fábrika.

Lo primero que se mencionó fue el total desconocimiento por parte de la mayoría de los asistentes, de esta organización armada, the Weather Underground Organization(WUO) que practicó acciones de guerrilla urbana en EEUU en la década del 70. Así como todxs conocíamos a los Panteras Negras, la WUO eran unos perfectos desconocidos, a pesar de haber hecho acciones tan espectaculares, como colocar bombas en el edificio de la Guardia Nacional en Washington, el Palacio de Justicia de San Francisco, la Jefatura de policía de Nueva York, la sede del Banco de América en Nueva York, el Capitolio y el Pentágono, entre otros. 

El debate incidió en dos puntos importantes
-¿Cómo una organización política decide dejar la táctica de resistencia pasiva para pasarse al empleo de acciones violentas?
- Y luego las críticas (ay, que fácil es criticar) al grupo, sus acciones y su declive.

Vamos por partes.
-¿Por qué recurrir al uso de la violencia? Por lo que vimos en la película y posteriormente comentamos, el recurso a la violencia tenía  tan mala prensa como ahora.  Se mencionó el contexto de la época como algo decisivo, la guerra de Vietnam había generado  un movimiento social muy fuerte y de todo signo, contra la misma.  También estaba la lucha por los derechos civiles, cuya cara más visible eran Los Panteras Negras y por último, había también  un movimiento contracultural muy fuerte, ganas de romper con todo y de todas las maneras posibles, en las cuales el uso y abuso de las drogas y la experimentación sexual eran muy bien vistas.
El contexto internacional también fue decisivo, no solo estaba la guerra en Vietnam, sino también había vientos revolucionarios alrededor del mundo, (en la película mencionan Laos, México, Chile, Cuba, Congo, Angola, China, Francia etc.) lo que hacía suponer que la revolución mundial era inminente. Las organizaciones estudiantiles se radicalizaron y la protesta callejera era cada vez más violenta y la respuesta policial aún más. Ante este panorama parece natural que una facción de la organización estudiantil más grande, la SDS (Students for a Democratic Society) se cuestionara la efectividad de los métodos no violentos y decida separarse para formar The Weatherman, que abogan por el empleo de tácticas más agresivas y el uso de la acción directa.
(Posteriormente, cuando el FBI los toma muy en serio por sus acciones, los integrantes de The Wetherman  pasan a la clandestinidad y de cambian de nombre a the Weather Underground (clandestino) Organization). Se resalta que el recurso a la violencia puede provenir de la sensación de que usando tácticas pacíficas muchas veces no se consiguen cambiar cosas, incluso aunque las manifestaciones pacíficas sean muy masivas y constantes, como ocurría en los EEUU durante la guerra de Vietnam.

Uno de los asistentes indicó el hecho de cómo unos universitarios burgueses y blancos, se apartan del guión de sus vidas, para convertirse en guerrilleros, pasar a la clandestinidad y terminar entre los “más buscados” por el FBI por pertenencia a grupo armado.

Otra de las cosas que se comentaron fue relacionada con su consigna más fuerte: “Traer la guerra a casa” que era como un imperativo ético. Muchos de los integrantes de WUO pensaban que contemplar  la guerra y  no hacer nada contra ella, era una forma de tomar postura a favor de la misma. De ahí, otra de las consignas “no hay inocentes” toda la población de EEUU, lo quisieran o no, estaban apoyando una guerra imperialista y el  genocidio contra el pueblo vietnamita.

También se comentó el privilegio que tenían por su raza y extracción de clase. A diferencia de los negros a quienes era lícito matar en las manifestaciones e incluso en sus casas mientras dormían, estos estudiantes burgueses y blancos no sufrieron represalias. El ser blancos de clase media, podía ser un recurso para su actividad, pues les dio la facilidad para colarse en edificios públicos y poner bombas sin levantar sospechas.

También se habló sobre el FBI. En la más de una década que la organización se mantuvo activa, el FBI no logró acabar con ellos. Alguien comentó la influencia de los medios de comunicación, que a través de las series y películas, como las que podemos ver hasta ahora, presentan al FBI y a la CIA como instituciones infalibles, que siempre dan con sus objetivos.

Otra cuestión que se señaló fue la participación de las mujeres en WUO. La película presenta a las mujeres combatiendo de igual a igual con sus compañeros varones. Algo que sin duda conquistó simpatías entre las activistas feministas y también por parte de esa generación de mujeres que querían disfrutar y ser dueñas de sus cuerpos y acciones. Este tema quedó en entredicho, al comentar una de las asistentes que hay un libro llamado WITCH (Conspiración Terrorista Internacional de las Mujeres del Infierno), que menciona el tema de las activistas mujeres de la WUO y al parecer desdice lo que se presenta en la película.


Pasando al tema de las críticas, salieron muchas. Queremos aclarar, que las críticas que se vertieron vienen de la visión trasmitida por el documental y pudieran no estar fundadas en la historia real de la WUO y sus activistas. Dado nuestro desconocimiento de esta organización, nos quedó la sensación de tener una tarea pendiente, buscar más bibliografía al respecto para no quedarnos solo con la imagen que los realizadores del documental han querido trasmitir.

Se cuestionó la ausencia de un programa y de formación política entre los militantes de la WUO. Si bien todos coincidíamos en que es necesaria e imprescindible que toda organización tenga un programa político y que sus militantes se formen, también se comentó que  estos estudiantes vivieron una época agitada y convulsa, que requería respuesta rápida ante la contraofensiva del imperialismo y capitalismo y para ellos, pasar a la acción fue un tema más ético que político.

Luego se hicieron varios apuntes sobre la vida en la clandestinidad, a muchos nos llamó la atención cómo podían mantenerse, económicamente hablando, en la clandestinidad y con el FBI pisándoles los talones. Luego se criticó que la clandestinidad les hizo perder el sentido de la realidad, lo que se hizo patente cuando terminó la guerra de Vietnam y la gran movilización popular se frenó para dar paso a movimientos reivindicativos más segmentalizados. Se dijo que con un programa político, esto no les hubiera pasado, que si hubieran sido una organización armada, que también tenía un brazo político en contacto con las bases, no hubieran corrido el peligro de convertirse en una secta, como alguien mencionó, que ponía bombas sin ton ni son. 

Surgieron muchas preguntas que el documental no contesta, como que entendían estos jóvenes por “la revolución”, por acabar con el capitalismo, si esto iba a significar el socialismo o el comunismo. Una vez más, la necesidad de un análisis de la realidad y de un programa se hizo patente.

Luego se comentaron los devenires de los líderes y algunos militantes de la WUO. Muchos de ellos se entregaron, cuando ya era más que patente que no podían seguir en la clandestinidad. Lo sorprendente que se comentó fue que casi ninguno fue a la cárcel porque los métodos usados por el FBI para inculpar a los miembros de la WUO fueron declarados ilegales. No había pruebas válidas contra ellos.  Los que no se entregaron, siguieron en la clandestinidad y se unieron a otras organizaciones armadas. De hecho, uno de los líderes de la WUO y que participa en el documental, lo hace desde la prisión donde está condenado a cadena perpetua, por una acción con otra organización.

Fue una tarde de manta y palomitas con un documental que nos dio mucho para comentar, debatir y reflexionar, sobretodo cuando a veces nos preguntamos porqué con la que está cayendo en España, no haya organizaciones de masas que opten por el uso de la violencia. Es más, todo lo contrario, el recurso a la violencia, parece estar totalmente fuera de lugar para el movimiento social más amplio que ha habido en España en los últimos tiempos. Tal vez lo que pasó en el barrio de Gamonal de Burgos sea una muestra de que la única forma, para nosotrxs, que no tenemos poder ni dinero de hacernos oír, es hacer uso de todos los medio de lucha a nuestro alcance, entre ellos, el recurso a la violencia. O como decía Martin Luther King en el documental, parafraseando a Kennedy “los que hacen imposible una revolución pacífica, harán inevitable una revolución violenta”.

Posteriormente al debate, hemos encontrado un artículo en el número 5 de la Revista “Contrahistoria, `papeles contra el oficialismo y el pensamiento único” de 2012 en que habla de la WUO. Es una visión que aclara muchos puntos que salieron  en el debate y en los que no pudimos profundizar por falta de datos.   También os invitamos a leerla.




lunes, 3 de febrero de 2014

Desenredando la crisis



El pasado viernes 17 de enero, luego de una primera cancelación por temas de salud, tuvimos la suerte de contar con la presencia de la economista Amaia Pérez Orozco en el CSO La Fábrika de Villalba. La invitamos para que nos ayude a desenredar la crisis y pudimos oír, conversar y debatir sobre a) la mirada crítica del feminismo a la crisis. b) qué es “la vida que merece ser sostenida” y c) cómo nos podemos organizar para gestionarla.
El siguiente escrito no es un resumen de lo que nos contó Amaia, sino más bien cómo vivimos, interpretamos y digerimos la charla nosotras, que no somos economistas. Hemos pedido a Amaia que nos revise estas líneas por si metíamos la pata.

I
Vamos por partes, lo primero que nos contó Amaia fue qué es la crisis. Desde la mirada del feminismo no llamamos crisis al estallido financiero, esa no es nuestra crisis, esa es la crisis que ha puesto en jaque el sistema de acumulación capitalista. Para el feminismo, el ecologismo y otras corrientes críticas de pensamiento, la crisis viene de antes y está dada por la insostenibilidad e injusticia del sistema capitalista y heteropatriarcal que ha mercantilizado la vida, poniéndola  al servicio del proceso de acumulación de capital. Para el capitalismo, nuestra humanidad se reduce a ser “fuerza de trabajo” y a “consumir”.
La mirada feminista intenta poner en el centro de la economía (entendida ésta como la gestión de la vida cotidiana) el sostenimiento de la vida. Por eso, para la economía feminista, no hay que centrarse en el crecimiento económico, que va a generar empleo, que a su vez generará consumo, sino más bien, propone mirar fuera de la lógica del mercado, pues todas las estructuras que sirven al mercado giran en torno a la acumulación de capital. Si somos capaces de mirar fuera de la lógica capitalista y heteropatriarcal, veremos que la economía, vuelve a sus orígenes, a su concepción más básica: gestionar cómo se debe sostener la vida. Solo así, desde esta otra mirada nos reconoceremos a nosotras mismas como seres humanos en toda su dignidad y no solo como mano de obra.
¿Y por qué hablamos de una lógica heteropatriarcal que guía el capitalismo? Porque de un lado, el capital invisibiliza y menosprecia el trabajo necesario para mantener la vida y de otro, lo hace recaer básicamente en una parte de la población, las mujeres. Así pues, las mujeres dentro del capitalismo han sido una fuerza imprescindible para reproducir la mano de obra, pero este trabajo, el de los cuidados, no cuenta, es invisible, nunca hasta hace muy poco, ha constado en ningún análisis económico, ni siquiera en las críticas a la economía que se hacen desde las “izquierdas”.

II
¿Qué queremos decir cuando hablamos de “la vida que hay que sostener”, que “merece la pena ser vivida”? La lógica heteropatriarcal, que como hemos visto invisibiliza y menosprecia el trabajo de los cuidados, nos ha convencido de que los seres humanos somos individuos independientes y autosuficientes. Las feministas siempre han dicho que la autosuficiencia es una mentira. Las personas somos cuerpos precarios y vulnerables y necesitamos constantes cuidados. Y también somos dependientes de la naturaleza. Por eso, esa vida que se hay que sostener, no es la vida de un individuo autosuficiente e independiente cuyas necesidades se satisfacen en el mercado, sino que la vida que hay que sostener es una vida frágil y dependiente. Los cuidados adquieren centralidad e importancia pero hay que ver también de qué hablamos cuando nos referimos a los cuidados, pues dentro de la lógica heteropatriarcal, los cuidados adquieren una dimensión reaccionaria y conservadora. Expliquemos un poco esto último: hombres y mujeres hemos construido nuestras identidades de maneras muy diferentes. Los hombres la construyen como sujetos independientes, capaces de buscar su propia realización. Esto lo logran entrando en el mercado laboral, con un trabajo remunerado, si hay suerte, haciendo una carrera profesional. En cambio, desde la perspectiva heteropatriarcal, las mujeres se construyen para los demás. La felicidad de las mujeres no está en buscar su propio bienestar y felicidad, sino que se realizan a través de la felicidad de los demás: de sus parejas, hijos e hijas, de sus seres queridos. A las mujeres les han enseñado a renunciar a si mismas.
Por eso, no hay que caer en una lectura idealizadora de los cuidados y más bien podríamos hablar de una ética reaccionaria del cuidado:
-          Recaen básicamente en solo un sector de la población, las mujeres
-    Estas mujeres suelen poner su felicidad por debajo de la felicidad de sus seres queridos, se idealiza el sacrificio de las mujeres por sus familias. En última instancia, esta valorado positivamente que las mujeres se inmolen por sus familias.
-          Se busca el bienestar de sus propias familias, las demás que se apañen
-          En última instancia, ocultan los conflictos porque amortiguan las tensiones sociales y económicas (pensad qué pasaría si se declarara una huelga de cuidados)
Esto último es muy importante. El Estado, para rescatar al mercado, a la banca, a los sistemas financieros, han atacado con furia las condiciones de vida de la gente. Recortes sociales, desahucios, precariedad no solo del trabajo, sino de la vida. A menudo nos preguntamos como la gente aguanta tanto sin estallar. Una respuesta estaría en ver cómo los hogares han desplegado tres estrategias de supervivencia:
a) La economía de rebusque: buscar todo tipo de fuente de ingresos, un trabajo remunerado, que cada vez es más precario, pero también recurrir al autoempleo, que a veces es autoexplotación, a la economía informal, al subempleo en todo y en nada a la vez.
b) La economía de retales: los miembros de los hogares, incluso quienes se independizaron pero han tenido que volver, ponen en común todos los recursos disponibles, de dinero y  tiempo, haciendo de todo para llegar a fin de mes.
c) La economía invisible, el trabajo no remunerado: es decir, cuando hay que seguir viviendo y cuidando y el estado ha recortado prestaciones ¿Quiénes asumen el cuidado de niñxs, de ancianxs, de personas dependientes? Todo esto es un trabajo que hay que sacar adelante pero se hace fuera del mercado, no se paga y por lo tanto, está invisibilizado, alguien lo hace, pero no se sabe quien.
Estas tres estrategias son globales, se desarrollan en el ámbito privado (hogares) y están feminizadas, recaen casi siempre en las mujeres, esas madres coraje o superwoman que lo hacen todo por la felicidad de sus seres queridos y de paso, así construyen su felicidad.

También hay que tener en cuenta que estas estrategias de supervivencia no son iguales para todxs. No podemos hablar de que cada vez hay más pobres mientras unos pocos se enriquecen. Esto sería un planteamiento dual: ellxs y nosotrxs. Pero no es así, dentro del nosotrxs la crisis ha impactado de mil maneras diferentes, por eso hablamos también de un proceso de hipersegmentación social. La crisis no nos afecta igual a todxs. No todxs nos posicionamos de la misma manera frente a los problemas comunes. Algunxs tendrán trabajo, otros no, algunos no tendrán derechos de ciudadanía, otrxs si, algunos tendrán redes familiares y sociales en los que apoyarse, otros están más desprotegidos. Por ej. Si nos fijamos en los recortes en sanidad, estos no le afectarán por igual al médico que está luchando por defender sus derechos laborales, que al parado que se verá excluido luego de seis meses de no cotizar, o al inmigrante que ha sido radicalmente borrado del sistema.
“La vida que merece ser sostenida”, es un concepto que está por construir, es un debate abierto y colectivo, en el cual todos y todas tenemos que aportar.

III
Por último, se habló de cómo organizar o gestionar la vida que merece la pena ser vivida. Ahora mismo, quien garantiza o mejor dicho, quien no garantiza la vida de las personas es el mercado y también el Estado, que sirve a los mercados. La lógica heteropatriarcal invisibiliza que la vida se gestiona, en última instancia en los hogares, donde como hemos visto es el lugar donde realmente se viven todos los ajustes económicos y se despliegan las estrategias de supervivencia.

Hay que pensar en otras formas de organización de la economía, dado que el mercado y el estado no garantizan la vida. Tampoco hay que perder de vista que los hogares hoy en día son una institución poco o nada democrática.
Entre las “otras formas” que hay de organizar una economía que gestione el sostenimiento de la vida, se habla por ejemplo de la economía social, la autogestión, monedas sociales, diversas formas de trabajo colectivo. Hay que seguir exigiendo al estado que garantice lo público, la sanidad, la educación, la cultura, y también hay que democratizar radicalmente los hogares. Los cuidados no son sólo cuestión de mujeres. Todos debemos ser solidarios y cuidarnos unos a otros. Hay que mirar otras formas de convivencia más liberadoras y comprometidas, y hay que empezar a luchar desde el propio hogar. Hay que democratizar, visibilizar y politizar los hogares. Se trata de llevar la lucha más allá del mercado laboral. La economía feminista plantea la lucha no desde la precariedad del mercado laboral, sino la lucha desde la precariedad de la vida en su conjunto.

IV
Para terminar el coloquio que siguió a la charla, hicimos una ronda entre los participantes de qué es lo que significaba para cada uno de nosotrxs la vida que merece la pena sostener y estas fueron algunas de las demandas que se escucharon:
-         que el trabajo esté integrado en la vida (menos horas dedicadas, más flexibilidad, otras formas de trabajo)
-       que la precariedad de la vida, de cómo garantizar el ciclo vital nuestro y de las generaciones venideras no nos estrese ni nos quite el sueño, que lo elemental esté garantizado (alimentación, salud, educación)
-          Dignidad, libertad, solidaridad, valores, amor
-          Crear comunidad, salir del individualismo
-          Volver a la naturaleza, vivir en consonancia con la naturaleza
-          Crianza compartida, salir de la familia nuclear
-          Autonomía y autogestión
-          Respeto a la singularidad, a la diversidad
-          Que la muerte sea digna
-          Que la vida merezca la alegría

El debate sigue abierto, la lucha continua.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Des-enredando la crisis

El viernes 20 de diciembre, viene a nuestra sierra la economista Amaia Perez Orozco (podeis conocer más de ella tecleando su nombre en algún buscador de internet, donde hay varios de sus artículos y de sus conferencias). Estamos encantadas de contar con ella pues nos hablará de economía, de crisis y de como afecta esta a los colectivos más vulnerables. Como ella misma nos cuenta "La crisis actual muestra la imposibilidad de este sistema para generar vidas vivibles. Desde la izquierda, corremos el riesgo de ver la producción como única alternativa frente al pandemónium de los mercados financieros. Pero ¿de qué hablamos cuando hablamos de la crisis?"

Os invitamos a todos y todas a venir, os prometemos que no pasaremos frio, el debate será caliente y además tendremos cafeta y alguna sorpresa que iremos confirmando.

¡Pasad la voz!


miércoles, 3 de abril de 2013

Especial Día de la Mujer trabajadora

Con retraso, como siempre, os dejamos el postcast del programa que nuestra compañera Raquel hizo en Casi 100 radio, con motivo del Dia de la Mujer.
El programa es muy interesante e incluye, entre otros, un coloquio con compañeras de Las Lobas.

Podeis escuchar el programa completo en el enlace: 


Especial Dia de la mujer-trabajadora

También podeis entrar por el facebook:

https://www.facebook.com/Casi100FM

martes, 19 de febrero de 2013

Jornada "Desmitificando el amor romántico"



El pasado sábado en la Fabrika de Villalba tuvo lugar la dinámica/debate para desmitificar el amor romántico (ver más abajo). Fue una experiencia muy rica en la que aprendimos y compartimos mucho entre tod@s. Poco a poco a través de la dinámica fuimos desmitificando cada uno de los mitos del amor romántico. Una de las conclusiones a las que llegamos es que el “amor romántico” funciona como una sutil y eficaz herramienta del patriarcado y del capitalismo que ayuda a perpetuar las relaciones de dominación y control sobre las mujeres en especial y sobre las personas en general. Nos dimos cuenta de la importancia de ser personas enteras y autónomas sin necesidad de medias naranjas, ni príncipes, ni mentiras que nos fuerzan a abandonar nuestra propia vida. Reconstruyendo, también pudimos darnos cuenta de la diversidad que puede existir en las formas de amar y de cómo construir relaciones de amor más sanas siempre bajo el consenso, el cuidado, la confianza y el respeto hacia nosotras mismas y hacia los demás. También vimos cómo aunque nuestras mentes acepten la diversidad amorosa, todavía existen muchas barreras que impiden que vivamos y disfrutemos del amor en todas sus dimensiones.
Mitos más comunes




Durante el debate analizamos como se relacionan los distintos mitos entre sí, compartimos nuestros conocimientos para encontrar los orígenes históricos del patriarcado y su intensificación con la aparición del capitalismo, analizamos corrientes feministas y la teoría queer y hablamos sobre postpornografía, liberación sexual y el modo en que cada una sentimos y concebimos el placer. Fue una tarde muy participativa en la que todas tuvimos voz y en la que surgieron muchas temáticas para seguir trabajando colectivamente en posteriores jornadas. 

DINÁMICA PARA DESMITIFICAR EL AMOR ROMÁNTICO

A.-Describir que es el amor con tres palabras en un papel. Dejarlo en la caja. Los leeremos al final del barómetro para ver si han cambiado nuestras percepciones. Con que nos quedamos y que cambiamos.

B.-Barómetro para  ver el posicionamiento frente a los mitos del amor: Acabamos con un debate acerca de sobre que cimientos creemos que se ha de construir una  relación  y/o relaciones de amor sanas: sin miedo a la soledad, sin exclusividad, sin necesidad, bajo relaciones igualitarias, independencia, autonomía, respeto, apoyo mutuo, diálogo y consenso de los términos de la relación, ausencia de celos.

1.- MITO DE LA MEDIA NARANJA y de la FUSIÓ AMOROSA 1+1=1: ¿Crees que existe la media naranja y que cuando se encuentra nos fusionamos?
Derivado del mito amoroso de Aristófanes, que supone que los humanos fueron divididos en dos partes que vuelven a unirse en un todo absoluto cuando encontramos a nuestra “alma gemela”, a nuestro compañero/a ideal. Es un mito que expresa la idea de que estamos predestinados el uno al otro; es decir, que la otra persona es inevitablemente nuestro par, y solo con ella nos sentimos completos. El mito platónico del amor expresa un sentimiento profundo de encuentro de la persona consigo misma, “y su culminación es recuperar los aspectos que nos fueron amputados y de esa manera, recuperar nuestra propia y completa identidad. Es decir, poder ser todo lo que somos y lo más plenamente posible” (Coria, 2005).
La pareja ideal predestinada sólo existe en nuestro pensamiento y JAMÁS se encuentra. Es muy común que nos inventemos un príncipe azul o una princesa de cuento de hadas con extractos de muchas personas que conocemos o queremos tener a nuestro lado, y como esa mezcla de virtudes y cualidades en una misma persona NO existe, nos frustramos y llegamos a creer que no hay nadie que valga la pena para nosotros. Efectos negativos de este mito: Frustración
Es la creencia de que en el amor y por el hecho de amarse las dos personas están tan unidas que llegan a ser como una sola Esa creencia en la fusión amorosa deriva de la dificultad que tiene el ser humano para aceptar la diferencia (lo que es diferente a uno mismo) y así le resulta más cómodo vivir con las igualdades que con las diferencias. Los miembros de la pareja no deben olvidarse de sí mismos, de su vida, intereses, relaciones sociales, etc. para estar con el otro. La similitud total en la pareja llevará al aburrimiento, a la pérdida de deseo. Uno más uno es igual a dos, afortunadamente. Efectos negativos de este mito: Abandono de la propia vida. Aburrimiento

2.- MITO DE LA EXCLUSIVIDAD O LA FIDELIDAD: ¿Crees que sólo se puede sentir amor por una única persona y qué los deseos pasionales sólo pueden sentirse por una sola persona?
Exclusividad: Creencia de que el amor romántico sólo puede sentirse por una única persona. Este mito es muy potente y tiene que ver con la propiedad privada y el egoísmo humano, que siente como propiedades a las personas y sus cuerpos. Es un mito que sustenta otro mito: el de la monogamia como estado ideal de las personas en la sociedad.
Fidelidad: Es la creencia de que todos los deseos pasionales, románticos y eróticos deben satisfacerse con una única persona. La realidad sin embargo es que el amor no atrofia la capacidad de sentirte atraíd@ por otras personas, la fidelidad es un constructo social, un compromiso con la pareja que generalmente se acepta dentro de las reglas implícitas de la relación. Es natural por tanto sentirse atraído por otras personas y esto no significa que se ame menos a la pareja, es más, entra dentro de lo común el hecho de fantasear y/o soñar con otras personas sin que tengan que considerarse como actos de infidelidad. Teniendo esto en cuenta, para muchas personas la fidelidad suele considerarse como una prueba más de amor ya que a pesar de que te gusten otras personas mantienes el acuerdo de exclusividad alcanzado en la relación.
Efectos negativos de este mito: Constricción de la vivencia de otras experiencias. Sentimientos de culpabilidad. Presión social.

3.- MITO DEL EMPAREJAMIENTO: ¿Crees que el amor verdadero es el que se tiene en pareja o crees que es posible el amor entre varias personas?
Es la creencia de que la pareja es algo natural y universal. Podemos cuestionarnos que  el ser humano tienda por naturaleza a emparejarse y que eso sea así en todas las épocas y culturas. Es posible que el emparejamiento obedezca a otras causas, más sociales o económicas, que “naturales”, estando relacionado con el concepto anterior de fidelidad o exclusividad. La convivencia de dos en dos es una construcción social que está anclada en el imaginario colectivo e institucionalizado en la sociedad.


4.- MITO DE LA PERDURABILIDAD (O LA PASION ETERNA): ¿Crees que en el amor romántico/verdadero la pasión dura para siempre?
Creencia de que el amor romántico y pasional de los primeros meses puede y debe perdurar tras miles de días (y noches) de convivencia. Podemos considerar si la pasión puede persistir  a través de los años y también si es incompatible con la rutina o si es cuestión de imaginación. En este punto también tenemos que considerar la relación entre amor y tiempo. Es eterno el amor,? Es decir, es posible un amor para toda la vida?

5.- MITO DEL MATRIMONIO O CONVIVENCIA: ¿ Crees que en el amor la relaciónha de conducir inevitablemente a la convivencia/matrimonio?
Creencia de que el amor romántico-pasional debe conducir a la unión estable de la pareja, y constituirse en la (única) base del matrimonio y/o de la convivencia en pareja). Esto nos crea problemas porque vimos que la institucionalización de la pasión, y el paso del tiempo, acaban con ella. Por eso nos divorciamos y buscamos nuevas pasiones que nos hagan sentir vivos, pero en seguida la gente vuelve a casarse, cometiendo el mismo error que la primera vez. El matrimonio en la Era de la soledad ha visto, así, aumentada su dimensión mitológica e idealizada: “La idolatría del matrimonio es la contrapartida de las pérdidas que produce la modernidad. Si no hay Dios, ni cura, ni clase, ni vecino, entonces queda por lo menos el Tú. Y la magnitud del tú es el vacío invertido que reina en todo lo demás. Eso significa también que lo que mantiene unido al matrimonio y a la familia no es tanto el fundamento económico y el amor, sino el miedo a la soledad” (Ulrick y Elisabeth Beck, 2001).

6.- MITO DE LA OMNIPOTENCIA DEL AMOR: ¿ Crees que el amor lo puede todo?
Es la creencia de que el amor lo puede todo. Es la idea de que si hay “verdadero amor” no deben influir decisivamente los obstáculos internos o externos de la pareja. Atendiendo a este imperativo, concluimos que el amor es suficiente para que una relación funcione, la comunicación, el respeto y la confianza son simples elementos decorativos. La realidad avalada por diferentes estudios, dictamina justo lo contrario es decir, que las parejas que más tiempo permanecen unidas y mejor se llevan son aquellas en las que el diálogo y la capacidad de resolver conflictos juntos se encuentran en la base de la relación.  Cuidado, ideas como “…el amor lo resiste todo...” o “el amor todo lo cura”, pueden alargar la agonía de personas que sufren una intolerable falta de respeto o incluso violencia por la falsa esperanza de que el amor hará cambiar a la pareja. La realidad nos ha demostrado que “hay amores que matan”.
Este mito ha sujetado a muchas mujeres que han creído en este poder mágico del amor para salvarlas o hacerlas felices, pese a que el amor no siempre puede con la distancia, ni los problemas de convivencia, ni la pobreza extrema.

7.- MITO DE LOS CELOS ¿ Crees que cuándo una pareja muestra celos es porque te quiere de verdad?
Es la creencia de que los celos son un signo de amor. Esta idea puede llegar hasta considerarlos como un requisito indispensable “del verdadero amor”. La realidad es que los celos sólo indican percepción de amenaza, percibes que puedes perder o tener que compartir con otra persona a un referente emocional que está contigo en este momento. Los celos también tienen algo de competencia. El amor no tiene nada que ver con esto, una relación en la que los miembros de la pareja se sienten seguros el uno del otro no tiene porque dejar espacio a los celos.  Es más, no es extraño sentir celos cuando un buen amig@, o una expareja, inicia una relación con otra persona, pero esto no significa que se esté enamorad@ de él/ella.

8.- MITO DEL LIBRE ALBEDRÍO: ¿ Crees que tu modo de sentir el amor es algo que tu decides sin influencia de tu educación, valores, entorno social, medios de comunicación?
Es la creencia de que nuestros sentimientos amorosos son absolutamente íntimos y no están influídos de forma decisiva por factores socio-biológico-culturales ajenos a nuestra voluntad y, generalmente, a nuestra consciencia
Como hemos visto, son nuestras concepciones del mundo, nuestros pensamientos, en este caso referidos al amor y a la pareja, los que determinan nuestros sentimientos. Nuestra concepción del amor y la pareja está influída por las del medio cultural y familiar en el que nos hemos desarrollado como individuos
Gracias a nuestra actividad racional, la Humanidad puede no solo construir mitos, sino también deconstruirlos, porque en ellos están insertos los miedos, las motivaciones, el sistema de creencias, los valores, la ética, los modelos a seguir y los deseos de los miembros de esa cultura. En el caso del romanticismo patriarcal, creo que es fundamental exponer las entrañas de sus mitos para poder acabar con la desigualdad y con el patriarcado a nivel narrativo, emocional e ideológico. Es importante mostrar la falsedad de esas idealizaciones que nos encajonan en unas máscaras sociales, que empobrecen nuestras relaciones y nos hacen sufrir porque chocan con la Realidad, generalmente menos bella y maravillosa que la fantasía amorosa. La simplicidad de los estereotipos de género invisibiliza la amplia gama de modos de ser, de estar y de relacionarse que existen para hombres, mujeres y gente transgénero. Nos encierra en unos supuestos sobre lo que deberíamos ser, cómo deberíamos estar y sentir. De igual modo, los mitos amorosos crean unas expectativas desmesuradas que luego causan una intensa decepción, más hoy en día que no tenemos tolerancia al no; nos frustra todo enormemente porque nos ilusionamos con las promesas que nos venden en los relatos de la sociedad globalizada. El modelo de amor idealizado y cargado de estereotipos aprisionan a la gente en divisiones y clasificacionesperpetuando así el sistema jerárquico, desigual y basado en la dependencia de sus miembros en el que vivimos.
Además, provocan dolor en la gente porque el amor no es eterno, ni perfecto, ni maravilloso, ni nos viene a salvar de nada. La utopía del amor romántico, con sus idealizaciones, es la nueva religión colectiva que nos envuelve en falsas promesas de autorrealización, plenitud, y felicidad perpetua. De ahí la insatisfacción permanente y la tensión continua entre el deseo y la Realidad que sufrimos los habitantes de la posmodernidad.

 ¿Qué es el amor romántico?, algunas pinceladas. ¡el debate está abierto!
  •  Es el modo en el que nos enseñan a amar en las sociedades occidentales a través de los medios de comunicación, los relatos y narraciones. Nos educan en el amor romántico. Lo vemos en nuestro entorno, lo aprendemos y lo reproducimos.
  • Por ejemplo pensemos en que se le pregunta a un niño cuándo es pequeño: Pablito , ¿ ya tienes novia?”  Nos enseñan un modelo de pareja heterosexual.  Sólo dos personas, ni tres, ni cuatro,  ni cinco, ni personas del mismo sexo.  Este es el amor verdadero  y el que más se exalta en nuestra sociedad.  Es una construcción artificial que encorseta en un solo modelo las múltiples posibilidades del amor.
  •  Es un modelo que sirve al patriarcado para controlar y someter a las mujeres. Por amor las mujeres nos sometemos a situaciones de maltrato, abuso y explotación.
  • Rol del Hombre: Animal salvaje, aventurero, rehúye el compromiso. Apetito sexual devorador,  Fuerte, Valiente y Protector de la familia.  Cabeza pensante. La princesa es la recompensa de su  larga aventura.
  •  Rol de la Mujer: Seres débiles, pasivos, miedosos y malévolos.  Doble papel: Cazadoras de hombres de deseo insaciable pero que esperan formar pareja con un hombre que las satisfaga y mantenga y las que ejercen un rol pasivo esperando en casa que llegue el príncipe azul que le otorgará una identidad y colmará su vacío existencial.
  •  Es un amor que nos convierte en seres dependientes y egoístas “Abandono todo por ti” “Sin ti no soy nada”  “Aguanto todo por amor” y nos lleva a ser víctimistas y chantajistas cuando no recibimos el mismo “amor”. Nos convierte en seres que vomitan reproches y reclamos  “Yo que lo he dejado todo por ti”.
  •  Bajo este modelo sufrimos tanto hombres como mujeres. Nosotras tenemos la capacidad de desahogarnos con nuestras amigas y ¿cuánto tiempo valioso perdemos reviviendo y lamentándonos por estos “dramas trágico- románticos”?  Ellos han sido educados en el hermetismo, no expresar sus sentimientos, así que lo sufren en silencio.
  •  Es un modelo que perpetua el sistema patriarcal pero también el sistema capitalista. El amor romántico se nos presenta como algo revolucionario en nuestras vidas “una meta que nos salva y hace todo posible” pero es un anestesiante social y un mecanismo de control social que permite que nada cambie y todo siga igual.      

jueves, 7 de febrero de 2013

Jornada "Desmitificando el amor romántico"




El sábado 16 de febrero vamos a desmitificar el amor romántico y todos esos mitos que no nos dejan crecer como personas y nos hacen anclarnos a concepciones como la de la búsqueda de "la media naranja", el "sin ti no soy nada", que nos hace regodearnos en "sufrir por amor",  creer que "el amor todo lo puede" y emperrarnos en sacar adelante relaciones, cuando lo único que deberíamos hacer es dejarlas pasar. En esta dinámica vamos hablar del modelo del amor romántico para comprender y desmontar sus mitos. Puede que en nuestras vivencias se vean reflejados algunos aspectos del mismo, no tienen porque verse reflejados tod@s. Incluso puede que no se vea ninguno. No pretendemos juzgar a nadie, sólo aprender colectivamente, conocernos mejor y vivir relaciones de amor más sanas.¡ todxs estais invitadxs!


Hay muchas culturas en el planeta y en cada una de ellas varían las formas de amar. Lo que en algunos sitios está prohibido, en otros es algo cotidiano.  Hay amores basados en las luchas de poder, otros amores son libres y están colectivizados.

En nuestra cultura occidental el amor está constreñido, al menos en el discurso cultural hegemónico.  En la cultura se gesta el miedo a lo otro, a lo diferente; en ella se crean las prohibiciones, los prejuicios, y las obligaciones sociales.

El amor está apresado entre mitos que perpetúan el machismo y la desigualdad, A través del amor romántico, inoculando deseos ajenos, el patriarcado aprovecha para controlar nuestros cuerpos, para heterodirigir nuestro erotismo, para lograr que asumamos los limites que tiene la feminida...

 Esta nueva forma de religión colectiva ofrece paraísos para ser vividos en solitario o en pareja, pero jamás compartidos con la comunidad. El amor romántico es la nueva utopía emocional de la posmodernidad, porque casa perfectamente con la filosofía neoliberal del “sálvese quien pueda”. A medida que la realidad se va poniendo más difícil, ahora que el capitalismo deviene en fascismo neoliberal, más gente se suma a la búsqueda de esas islas de bienestar, ternura, cariño y amor incondicional. Las falsas promesas del amor no desaniman a la gente a seguir anhelando la pareja perfecta, el amor equilibrado, la felicidad intensa, la eternidad.

El problema es que detrás de tanta belleza, el amor romántico sirve para que todo siga como está.

Nuestra cultura tiene que abrir sus horizontes. Hace falta un cambio de modelo económico y político, y para ello la sociedad y la cultura tienen que empezar a mostrar otras concepciones sobre el amor, otras formas de quererse más diversas e inclusivas, otras formas de ayudarse y tender redes de solidaridad.

Hay que destripar roles, disolver estereotipos, y abrazar la diversidad sexual y amorosa. Hay que liberar la mente, el coño, el corazón, el deseo y la ternura, y dejar que el amor fluya por todos los espacios.

EXTRACTO DEL ARTÍCULO “Los mitos románticos y la cultura amorosa occidental” de Coral Herrera 

jueves, 31 de enero de 2013